martes, 4 de marzo de 2008

Pinocho blando


acrilíco sobre tela 40 x 50

–¿Y dónde has puesto las cuatro monedas? –le preguntó el Hada.
–¡Las he perdido! –respondió Pinocho; pero dijo una mentira, pues, por el contrario, las tenía en el bolsillo...
... la nariz se le alargó de forma tan extraordinaria, que el pobre Pinocho no podía volverse hacia ningún lado. Si se volvía hacia aquí, pegaba con la nariz en la cama o en los cristales de la ventana; si se volvía hacia allá, pegaba con ella en las paredes o en la puerta del dormitorio; si levantaba un poco la cabeza, corría peligro de meterla en un ojo del Hada.

canción haciendo juego:Lie to me * Depeche Mode

1 comentario:

Lilus bla bla dijo...

Me dificil poner en palabras las sensaciones que me producen tus pinturas y los textos que acompañan.
Me sale: belleza, pero aquí me suena vulgar.
Me atrapo.